matricula gratuita
cursos intensivos
cursos intensivos
prueba nivel gratis
googleplus siguenos

Precauciones a tener en cuenta con tu niñ@ este verano

Respecto al sol, como medida de precaución frente a futuros problemas dermatológicos y oncológicos, los pediatras recomiendan que los niños menores de 3 años no se expongan directamente a él.

USA PROTECTOR APROPIADO

Así, cuando vayas con tu hijo a la piscina o a la playa, procura que tome el sol de forma moderada y progresiva, nunca en las horas de mayor rigor solar y siempre con un protector indicado para su tipo de piel: hipoalergénico, estable, con un factor de protección por encima de 25.

 Los niños con pieles atópicas también pueden y deben tomar el sol para mejorar su trastorno y cuentan con productos solares específicos; pregunta en la farmacia.

Otra medida adecuada es que el niño expuesto al sol lleve ropas amplias, ligeras y claras, de tejidos transpirables. Actualmente existen prendas infantiles con tejidos que incorporan filtros para que el niño pueda bañarse con ellas y estar al sol con la protección correspondiente que indique el fabricante.

USO DE GAFAS DE SOL

También debes proteger sus ojos con gafas de sol, para ello sus lentes han de estar homologadas, por lo que debes comprarlas en un establecimiento especializado; las que ofrecen en los chiringuitos playeros y en los puestos ambulantes no lo están y su uso es más peligroso que no llevar nada.

Por último, recuerda que si el niño no va a la playa pero sale al parque, a jugar a la calle o a hacer ejercicio, debes mantener las mismas precauciones. La piel conserva memoria de toda la radiación que recibe y el 80% de ella se asume en los primeros 18 años de vida. Cuanto más elevada sea esa dosis, mayor será el riesgo de aparición de cáncer en la edad adulta.

A este respecto, una medida fundamental con bebés pequeñitos en el hogar: cuidado con el sol que incide sobre las ventanas de su cuarto. El cristal puede actuar como lupa y quemar su piel, ya que los más pequeños no saben voltearse y cambiar de postura en la cuna.

OTROS CONSEJOS

Otra norma muy importante: un niño jamás debe permanecer en un vehículo cerrado, aunque esté aparcado a la sombra. Bastan unos pocos minutos en un coche parado y sin aire acondicionado para que se genere un ambiente de altísima temperatura que podría originar una rápida deshidratación y provocar un golpe de calor.

Sigue todas estas pautas para disfrutar de un verano saludable y cargar pilas de cara a Septiembre.

ACADEMIA EDUCA BENIDORM